El estudio dirigido por la arquitecta mazarronera ha sido reconocido por la vivienda unifamiliar 'Casa Dos Lenguajes' ubicada en Bolnuevo.

El estudio dirigido por la arquitecta mazarronera Pepa Díaz ha obtenido una mención especial en la categoría de viviendas unifamiliares en la XXI edición del Premio Regional de Arquitectura organizado conjuntamente por la Comunidad Autónoma, el Colegio Oficial de Arquitectos de la Región de Murcia, la Fundación Cajamurcia y CaixaBank.
    La 'Casa Dos Lenguajes' se divide en dos volúmenes que forman un oasis doméstico y privado. En primer lugar cuenta con un volumen con usos más estéticos con habitaciones y espacios que guardan la intimidad. En segundo lugar, un espacio que cuenta con un lenguaje totalmente diferente arquitectónicamente hablando, más abierto, conectado directamente al exterior, con un carisma social y para compartir en compañía.
    Es un perímetro transparente, recubierto con cristalera y techos de hormigón, con formas más orgánicas y sinuosas, y con pilares tubulares metálicos de color azul, que rompen las geometrías de la primera parte y se mezclan visualmente en el salón y en la fachada.


    El revestimiento cerámico que la envuelve ayuda y refuerza el peso definiendo las líneas más puras y geométricas del edificio. Esta visión genera un ambiente más ambiguo que cede el protagonismo a la vegetación creando una vida al aire libre inmediata.
    Se exploró la combinación del lenguaje arquitectónico contemporáneo, sin un estilo encasillado, para obtener un resultado que fuera armónico con el paisaje y la convivencia. Debido al relieve de la zona y las directrices del cliente, desde el estudio querían reflexionar sobre la necesidad de tener un lugar con una superficie muy horizontal y estable, adecuando el terreno a esa inquietud.
    Además, el jardín que rodea la parcela con arbustos y diferentes plantas autóctonas genera una especie de oasis doméstico, con una piscina que mira al infinito, que la aleja de las construcciones vecinas y le proporciona privacidad y contacto con el aire libre.
    La 'Casa Dos Lenguajes' es desde el inicio una propuesta de contrastes, formas y significados de los espacios, donde conviven con la naturaleza instalada en la propia parcela.


Premios XXI edición
El Museo Arqueológico ‘El Molinete’ de Cartagena, de los arquitectos Andrés Cánovas, Atxu Amann y Nicolás Maruri, obtiene el Premio Regional de Arquitectura en la XXI edición de estos galardones, organizados conjuntamente por la Comunidad Autónoma, el Colegio Oficial de Arquitectos de la Región de Murcia, la Fundación Cajamurcia y CaixaBank.
    El director general de Territorio y Arquitectura, Jaime Pérez Zulueta, y la decana del Colegio de Arquitectos, María José Peñalver, acompañados por el gerente de la Fundación Cajamurcia, Pascual Martínez, y el representante de Instituciones de CaixaBank, Federico Ros, dieron a conocer el fallo del jurado de los premios.
    Subrayaron que el máximo galardón “reconoce el esfuerzo realizado para la puesta en valor de los restos arqueológicos y la sensibilidad para respetar la integridad de los mismos, destacando la complejidad de la propuesta, la renovación de espacios, la concepción de los recorridos y la acertada resolución de encuentros, detalles y materiales.
    Pérez Zulueta agradeció a todos los arquitectos participantes su “generosidad y entrega por la profesión, que hace posible que tengamos arquitectura de calidad; con estos premios se demuestra el gran nivel que tiene la arquitectura en nuestra región”.
    Además del premio regional, destaca la obra vivienda unifamiliar en Murcia denominada ‘Entreumbrales’, realizada por los arquitectos murcianos Juan Pedro Sanz y Juan Antonio Pérez Mateos, que ha obtenido doble reconocimiento en las categorías de Nueva Edificación y Sostenibilidad.
    El premio de Rehabilitación ha sido para Martín Lejarraga por la obra ‘Vivir frente al mar’, una casa en La Manga del Mar Menor (San Javier), y el de Restauración ha recaído en el arquitecto Félix Santiuste de Pablos por el trabajo realizado en la Iglesia de San Esteban de Murcia.
    En la categoría de Arquitectura Interior han sido reconocidos los arquitectos Juan Antonio Santa-Cruz Alemán, Juan Antonio y Carmen Santa-Cruz García, Javier Esquiva y Beatriz Lorente por unas oficinas de una sede corporativa en Murcia; mientras que el galardón al Espacio Público ha sido para el Paseo fluvial Río Segura de Murcia de los arquitectos Guillermo Jiménez y Juan García.
    El premio a la Divulgación es para la publicación ‘Arquitectura y arquitectos del Movimiento Moderno en la Región de Murcia’ de los arquitectos Ricardo Carcelén, José María López, Edith Aroca y Fernando Miguel García.


Reconocimientos a los arquitectos Garaulet y Conesa
El jurado ha concedido el premio a la labor profesional, a propuesta del Colegio de Arquitectos, a Vicente Garaulet Casse, doctor arquitecto nacido en 1937. Ha desarrollado su actividad en la Región comenzando primero en la extinga Diputación, pasando por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Murcia, entre los años 70 y 90, donde destaca su implicación en el Plan General de Ribas Piera y, posteriormente, en el ejercicio libre de la profesión, donde tiene una larga trayectoria con obras destacadas como la Ermita de La Consolación de Molina de Segura, la Iglesia de Abarán o la de Llano de Brujas, el edificio municipal de la plaza de Europa, el edificio del diario ‘La Opinión’, los hoteles Reina Victoria y Nelva y numerosas viviendas.
    En esta edición, además, por primera vez, se ha concedido un premio especial de arquitectura joven, que ha recaído en Ana Conesa Outeda, quien también ha obtenido una mención por su obra autofinanciada denominada ‘Aprendiendo de la vivienda tradicional’, en Cartagena.
    Igualmente, ha recibido mención en la categoría 'Nuevas edificaciones' el arquitecto Javier Peña por su vivienda unifamiliar en Murcia; Juan Antonio Sánchez Morales, Joaquín García y Antonio Pérez por unas oficinas en Abanilla; Enrique Mínguez por la obra en la Plaza al Mar en La Manga en Cartagena; Juan Antonio Santa-Cruz Alemán, Carmen Santa-Cruz García, Javier Esquiva y Antonio Abellán por el acondicionamiento del Molino de la Pólvora y su entorno en Rincón de Beniscornia, en Murcia.