Más de 300 jóvenes se formarán en entidades sin ánimo de lucro que desarrollarán estos programas.

La Consejería de Educación ha seleccionado 21 programas Formativos Profesionales por medio de la convocatoria de subvenciones que publicada en julio. Los seleccionados, todos ellos asociaciones sin ánimo de lucro, impartirán estas enseñanzas a jóvenes de entre 16 y 21 años con necesidades educativas específicas.
Estos programas, 6 en modalidad Especial y 15 en Adaptada, se vienen desarrollando por entidades que trabajan con personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social. Su experiencia les permite dar una formación acorde a las necesidades de estos jóvenes, en grupos reducidos en los que se imparten módulos de Formación Profesional de Grado Básico, y en distintos perfiles, así como otras materias optativas adaptadas a sus necesidades específicas.
El director general de Formación Profesional e Innovación, Juan García Iborra, destacó que “estos programas suponen una herramienta muy valiosa para colectivos con riesgo de sufrir exclusión social, personas con discapacidad o jóvenes que no han obtenido el título de la ESO por su situación personal. La FP también está junto a estos colectivos que requieren de una atención más específica”.
Los programas, que se desarrollan en dos modalidades, permiten dar respuesta a distintos problemas: por un lado, la modalidad Especial, que también se imparte en centros públicos de enseñanza secundaria distribuidos por toda la Región, tiene por alumnado objetivo a aquel cuyas necesidades vienen derivadas por circunstancias asociadas a la discapacidad; por otro lado, la modalidad Adaptada, que se desarrolla íntegramente en entidades sin ánimo de lucro, se centra en alumnado que se encuentra en riesgo de exclusión social.
Cinco asociaciones desarrollarán seis programas Formativos Profesionales destinados a jóvenes con discapacidad, que se formarán en perfiles de las familias profesionales de Administración y gestión, Agraria, Hostelería y turismo o Comercio.
Otros 15 programas se desarrollan en modalidad Adaptada y permitirán acceder a un empleo o retomar la formación al alumnado que los curse. En esta modalidad se impartirán programas de las familias de electricidad, hostelería, administración, comercio, albañilería, madera o peluquería.
Una alternativa para jóvenes que no han finalizado la ESO
Estas enseñanzas icluyen una formación profesional cualificada, con una duración de entre 15 a 19 horas semanales, incluyendo la realización de un módulo de formación en centros de trabajo de 120 horas. Los programas también ofrecen formación en ciencias aplicadas, comunicación y ciencias sociales, necesarias para que el alumnado desarrolle las competencias para el aprendizaje permanente.
La superación del programa permitirá a los alumnos obtener una Cualificación Profesional de Nivel 1 del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, con el objetivo de facilitar su inserción laboral, así como su formación.