El armador de la embarcación defiende que solo fueron intervenidos 14 pulpos, porque los 7 restantes tenían el peso reglamentario (1 kilo).

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco ‘Plan Anual de Control Integral de Actividades Pesqueras’ (PACIAP)’, ha desarrollado en Mazarrón un dispositivo establecido para perseguir la pesca furtiva de ejemplares de pulpo de tallas inferiores a las permitidas, que se ha saldado con incautación 20 kilos de pulpo.
    El SEPRONA de la Benemérita ha cursado siete denuncias por infracciones recogidas en la Ley 2/2007, de Pesca Marítima y Acuicultura de la Región de Murcia.
    El dispositivo se inició cuando la Guardia Civil tuvo ciertas sospechas sobre la llegada al Puerto Pesquero de Mazarrón de piezas de pulpo de talla menor a la permitida, por lo que se establecieron discretos dispositivos encaminados a la identificación de los posibles infractores.
    De esta forma, agentes del Seprona localizaron un barco de pesca profesional con 20 kilos de pulpo que infringía tanto la talla, como la obligación de pasar los productos pesqueros por la lonja, por lo que se cursaron las correspondientes denuncias.
    En este mismo operativo, los guardias civiles observaron cómo los tripulantes de otro barco de pesca profesional, al percatarse de la presencia policial, arrojaron por la borda un capazo que, más tarde, se pudo comprobar que contenía pulpo de talla inferior a la reglamentaria, por lo que también resultaron denunciados.

Colaboración del Servicio de Pesca y Acuicultura de la CARM
Las supuestas actividades ilícitas esclarecidas han sido puestas en conocimiento de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente (Servicio de Pesca y Acuicultura) de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (CARM), cuyo personal de inspección ha apoyado a la Guardia Civil durante las actuaciones.
    Los ejemplares de pulpo inmovilizados y depositados en la Lonja del Puerto Pesquero de Mazarrón, una vez considerados aptos para su consumo, serán donados a la beneficencia.


"Fueron intervenidos 12 kilos con 600 gramos "
Daniel M., armador de la embarcación a la que se incautaron los pulpos, ha salido al paso de esta noticia publicada por la Guardia Civil para explicar que no fueron 20 kilos de pulpos, sino 12 kilos con 600 gramos. "De los 21 ejemplares que se nos intervienen, 7 nos son devueltos para su venta pues tenían el peso reglamentario que es 1 kilo. Iban desde 1 kilo hasta 1.150 gramos, con lo cual quedan intervenidos 14 pulpos. Es decir, casi el 50% pesaba cada uno 950 gramos. Así que miren ustedes la gran operación por parte de SEPRONA. Una verdadera lástima que nuestros impuestos vayan destinados a realizar actuaciones tan surrealistas cómo estas", concluye.