Rodeada de seres queridos y con la Bahía de Mazarrón de fondo, la terapeuta multidisciplinar presentó su primer libro con el que nos invita a ser quienes somos.

Ayer, rodeada de familiares y amigos, la aguileña y vecina de Mazarrón, Leonor Mota presentó en el restaurante Zambuca y con el Mediterráneo de fondo 'Alma, verdad y propósito: Seres humanos de luz'. Un libro con el que la autora propone abrir la puerta a transcender el ego, dejar de alimentar a la víctima interior, tomar la vida, conectar con el alma y dejar ser lo que ya es. Una invitación a entrar en el camino profundo de la transformación personal para habitarnos con mayor plenitud, ser quienes somos y crear un nuevo mundo y una nueva humanidad.
    La empresaria mazarronera es terapeuta multidisciplinar con más de veinte años de experiencia acompañando a personas, parejas, familias y grupos en el proceso de desarrollo personal y espiritual. Creadora del método 'Constelaciones Holísticas' donde se reúnen las bases de Constelaciones Familiares, Transgeneracional, Regresiones y Astrología para conocer nuestros personajes ocultos, actualizar nuestro potencial, desprendernos de todo aquello que no nos pertenece y favorecer el camino de la misión o propósito de vida a través de la conexión con el alma y el Ser. Su experiencia y conocimientos los ha plasmado en este libro presentado con la música de Rocío Madreselva.


Sinopsis
Estamos inmersos en tiempos de profunda transformación y cambio en los que se hace necesario el contacto con nuestra alma abrazando el Ser. Ahora es el momento de dominar nuestro ego y ponerlo al servicio del alma, aprovechando el regalo de este tiempo en el que la Tierra ya vibra en quinta dimensión. El cuerpo nos habla del Ser y cuando elegimos conectar con el alma, con la luz de la verdad, la paz del amor y el respeto por la vida cambiamos nuestro mundo interior y nuestro cuerpo genera energía de vida saludable que se expande desde nuestro Ser al mundo exterior, elevando la vibración de todo el sistema de forma armoniosa.
    Con una buena conexión cuerpo-mente tu energía circula con mejor disponibilidad para acoger la información que desde tu Ser va descendiendo a través de tu alma y tu mente.
    La mente entonces puede comprender la amplitud de todo lo que se genera en un aspecto más abstracto y cercano al alma. Tu alma viaja contigo desde la primera llegada a la Tierra y porta una chispa de vida y consciencia del Ser con toda la información de tus experiencias.
    La vida es una escuela donde todos somos parte importante de su manifestación y estamos invitados a ejercer nuestro poder de observación para tomar la responsabilidad como cocreadores de realidad y continuar nuestro desarrollo personal y espiritual hasta descubrir la verdad del Ser. Cuando conectamos con nuestro corazón desde el alma y tomamos consciencia de nuestra verdadera naturaleza, desarrollamos una sensibilidad de maestría en el amor, donde la particularidad deja de ser el motor de las acciones y nuestra vida se va armonizando con toda la existencia.
    La quinta dimensión es un estado de amplitud de consciencia en el que la mente queda liberada del pensamiento sufridor y victimista. Una dimensión con una vibración más elevada que nos permite tomar la responsabilidad y la libertad que genuinamente nos corresponde como cocreadores de la vida. Hemos de tener en cuenta que todo trabajo personal que hacemos genera una vibración que es emanada al campo colectivo de la Madre Tierra. Así que no es solo un beneficio personal, sino que forma parte de la evolución planetaria.
    Tu historia se decide a cada instante y tú tienes la llave de poder abrir la experiencia que deseas transitar y acercarte a encontrar tu verdadero sentido y propósito de vida, desde una responsabilidad y madurez real, abrazando toda experiencia como una oportunidad de reconocerte en el amor que eres acogiendo y expresando tu verdad.