0
0
0
s2sdefault

La Comisión del Juego aprueba también una limitación de horarios y establece la obligación de incluir mensajes de advertencia sobre los posibles efectos nocivos del juego en el exterior de los establecimientos.

El Gobierno regional eliminará la publicidad y los mensajes que animan al juego de las fachadas de los locales de este sector y endurecerá las condiciones de acceso. Estas son dos de las medidas adoptadas en el seno de la Comisión del Juego y Apuestas de la Región, que también ha aprobado una limitación clara y transparente de los horarios de apertura y cierre.
    La nueva normativa establece además la obligación de incluir en el interior del local, ya sea a través de pantallas o carteles, mensajes de advertencia sobre los posibles efectos nocivos del juego.
    El consejero de Economía, Hacienda y Administración Digital, Javier Celdrán, presidió esta semana la reunión de la Comisión de Juego, en la que participaron también los representantes de este sector y en la que se analizó y se dio el visto bueno al texto de esta nueva normativa.
    En el encuentro, el titular de Hacienda subrayó la importancia de fijar “unas reglas de juego claras, justas y transparentes para una actividad que tiene una serie de implicaciones sociales de las que todos tenemos que ser conscientes. Nuestra obligación, nuestra responsabilidad y nuestro compromiso es que esta actividad, dependiente del Ministerio de Consumo, se desarrolle de una manera ordenada y con las máximas garantías”.
    En este sentido, Celdrán recordó que la Región de Murcia cuenta en la actualidad con una de las normativas más restrictivas de toda España “que se refuerza ahora con estas medidas consensuadas con los agentes de este sector”.
    La nueva normativa, consensuada con sindicatos y patronal del sector del juego, prohíbe, por ejemplo, el uso de imágenes, dibujos, letras o cualquier otro elemento gráfico en las fachadas o en el exterior de los locales para limitar su impacto visual. De esta manera, la única cartelería que se permitirá será la que indique el nombre de los locales.
    Además, los locales tampoco podrán colocar en su fachada ni en el exterior carteles informativos con los pronósticos o los coeficientes de apuestas ni imágenes o rotulación que hagan referencia a otro tipo de establecimientos de juego o a otros juegos que no estén autorizados en el mismo.
    En lo que se refiere al endurecimiento de las condiciones de entrada, se establece la obligatoriedad de que tanto los salones de juego como los locales específicos de apuestas dispongan de un servicio de registro de usuarios similar al que ya es obligatorio para los casinos y las salas de bingo.
Actuaciones de control e inspección
“Nuestro objetivo, y es un objetivo compartido por los propios representantes del sector del juego, es el de alcanzar el principio de tolerancia cero a la entrada de menores y personas vulnerables, como los inscritos en el Registro de Prohibidos, en los locales de juegos y apuestas”, señaló Celdrán.
    En lo referido a inspecciones en establecimientos hosteleros, salones de juego, salas de bingo y locales específicos de apuestas, durante el pasado año se realizaron un total de 991 frente a las 1.481 del pasado 2019. Este menor número se debe a que estos locales estuvieron totalmente cerrados durante casi cuatro meses (del 14 de marzo al 21 de junio y durante casi todo el mes de noviembre).
     Comparando los meses en los que permanecieron abiertos, sin embargo, el número de actuaciones se incrementó durante todos ellos con respecto a 2019. Así, por ejemplo, en los meses de enero y febrero las inspecciones se incrementaron un 30 y un 15 por ciento respectivamente, mientras que en agosto hubo más del doble y en diciembre un 20 por ciento más.