Banner whatsapp

El velero Else de ANSE navega este verano para el estudio de las poblaciones de cetáceos presentes entre Águilas, Cartagena y Cabo de Palos, en la Zona de Especial Conservación 'Valles Submarinos del Escarpe de Mazarrón'.

Tras casi 20 jornadas de navegación y cerca de mil millas náuticas recorridas en este proyecto, el pasado fin de semana tuvo lugar el cuarto avistamiento de calderón común (Globicephala melas), uno de los cetáceos más habituales en nuestra costa. Emparentado con los delfines, esta especie se caracteriza por residir en aguas de gran profundidad, desde donde realizan inmersiones a más de 500 metros en busca de alimento, principalmente calamares. Es por ello que encuentran un lugar perfecto al sur de nuestra región, en las aguas protegidas de los cañones submarinos de la Zona Especial de Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000 'Valles submarinos del Escarpe de Mazarrón'. Este enclave posee aguas de gran productividad y permite a los calderones encontrar alimento, albergando una de las poblaciones más importantes de esta especie en el Mediterráneo.
    Actualmente, el calderón común se encuentra en regresión en el Mediterráneo, con un descenso notable de las poblaciones presentes en el Estrecho de Gibraltar, norte del mar de Alborán y Golfo de Vera. ANSE también ha podido constatar este fenómeno en 2022, tras el análisis de más de veinte años de información recopilada desde el Else. El pasado año, la comunidad científica internacional revisó el estatus de conservación del calderón común basándose en estudios recientes y ha recomendando aumentar el nivel de protección de esta especie en el Mediterráneo. A pesar de estos resultados y recomendaciones, a nivel nacional todavía no existe una revisión de su categoría ni se han anunciado medidas para aumentar la protección de esta especie, que continúa catalogada como “Vulnerable” desde 2011.

Las causas del declive en estas poblaciones son aún desconocidas. Entre 2006 y 2007 esta especie ya sufrió una epidemia debida a un morbillivirus, que causó una gran mortalidad durante varios años. Se trata de un virus que afecta únicamente a mamíferos marinos, provocando una enfermedad grave que incluye neumonía, encefalitis y daños en el sistema inmunológico. Los seguimientos a las poblaciones presentes en nuestras costas ayudarán a determinar qué puede estar causando este descenso, ya que en esta ocasión puede deberse a más de un factor.
    Durante este verano, en el marco del proyecto 'Conservación del calderón común en el sureste', realizado con el apoyo de CaixaBank Acción Social y Fundación CajaMurcia, ANSE se encuentra recopilando datos sobre los ejemplares presentes en el ZEC y sus alrededores. Para ello, se han diseñado navegaciones para abarcar toda esta área protegida, entre Águilas y Cabo de Palos. Hasta la fecha, se han realizado cuatro avistamientos, en los que principalmente se realizan fotografías de las aletas dorsales para su posterior comparación con el catálogo de fotoidentificación que la asociación lleva elaborando desde hace más de veinte años, y que permite reconocer a los diferentes individuos presentes. Este catálogo es una valiosa herramienta que aporta información sobre la presencia, abundancia, movimientos y supervivencia de la especie.
    El trabajo a bordo continuará hasta septiembre, por lo que se espera poder tener más avistamientos en próximas salidas. Durante las navegaciones, además, se han podido tomar datos de otras especies como el delfín mular, el delfín listado, el cachalote, diferentes aves marinas como la pardela balear y la pardela cenicienta, así como de numerosas basuras marinas presentes en la zona.

Banner final de artículos PORTADA
Banner final de artículos APP
Banner 1 PORTADA
Farmacias de Guardia
Playas de Mazarrón (2)
Servicios