Afirma que un grupo de aficionados radicales del equipo de Puerto de Mazarrón esperaron a sus jugadores y piden al CD Bala Azul que colabore en identificarlos.

El club Unión Molinense CF ha denunciado públicamente los hechos ocurridos el pasado domingo en el aparcamiento del estadio Playasol de Puerto de Mazarrón tras el encuentro que disputó frente al CD Bala Azul.
    Según un comunicado del club de Molina de Segura, a la salida del campo y una vez finalizado el partido, "un grupo de aficionados radicales del equipo local esperaron a sus jugadores para propinarle a uno de ellos, que se encontraba junto a su madre, una paliza en la zona del aparcamiento".
    "Queremos denunciar nuestra impotencia ante actos de este tipo, los cuales nunca deberían suceder y tendrían que ser perseguidos y castigados, ya que podría haber acabado en tragedia, gracias a la intervención de parte de nuestro cuerpo técnico que pudieron conseguir parar el linchamiento al que estaban sometiendo a nuestro jugador", apunta el club en una nota de prensa.
    Por último, la Unión Molinense CF pide a las autoridades competentes que tomen cartas en el asunto y al CD Bala Azul que colabore en identificar "a estos aficionados a la violencia y no al deporte, para que nunca puedan repetir lo que hicieron el domingo". Por su parte, el club de Puerto de Mazarrón ha manifestado que está en contra de cualquier acto de violencia.