Las ayudas anuales se cifran en torno a los 6,38 millones de euros, lo que representa una inversión de casi 13 millones de euros.

El nuevo Real-Decreto del Gobierno central por el que se regulan los fondos y programas operativos de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH), que entrará en vigor este mes, tras su aprobación el próximo 11 de octubre, es recibido con preocupación en la Región de Murcia.
    Según explicó la directora general de Agricultura, Industria Alimentaria y Cooperativismo Agrario, Remedios García, tras mantener una reunión con representantes de las organizaciones de productores, "deja sin alternativas a los agricultores de la Región de Murcia para la inversión en regadíos".
    Remedios García dijo al respecto que "el Real-Decreto tiene en consideración el estado de las masas aguas y el ahorro hídrico, sin tener en cuenta que los agricultores de la Región de Murcia llevan más de 30 años trabajando en sistemas de ahorro hídrico y, por tanto, cuando se ahorra mucho llega un momento en que no se puede ahorrar más".
    Señaló que las subvenciones en modernización de regadíos se sitúan en torno a los 6,38 millones de euros, "lo que supone inversiones anuales para este fin por valor de casi 13 millones de euros".
    La directora general precisó que desde la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias "hemos tratado de explicar al Ministerio, durante el período de alegaciones, que desde hace diez años no se incrementa en la Región de Murcia la superficie de regadío, y que todas las inversiones que se han venido llevando a cabo han sido para conseguir la máxima eficiencia del regadío, pero no han querido entenderlo, por lo que ese real-Decreto deja sin alternativas de inversión al regadío".