Entiende que no se han tenido en cuenta factores como la diferente climatología de la geografía nacional y los diferentes sectores económicos a las que van dirigidas.

La Confederación Comarcal de Organizaciones Empresariales de Cartagena (COEC) ha valorado las medidas de ahorro energético anunciadas por el Gobierno nacional. Desde esta patronal se consideran precipitadas y difíciles de llevar a cabo habida cuenta que no se han tenido en cuenta múltiples factores como la diferente climatología de la geografía nacional y los diferentes sectores económicos a las que van dirigidas.
    COEC opina que tampoco se está teniendo en cuenta el tamaño ni la capacidad económica de las empresas a la hora de implementar las medidas adicionales, como el cierre de puertas automáticas, principalmente en el sector comercio. Y, una vez más, asistimos al establecimiento de un régimen sancionador que no tiene en cuenta el tamaño ni capacidad económica de los autónomos y pequeñas empresas, que puede afectar gravemente a su viabilidad económica.
    Entendemos que las medidas deben ser objeto de un análisis más profundo y reflexivo, donde se analicen los sectores económicos, tipos de medidas a aplicar y las consecuencias económicas que van a tener en las empresas, incluida la modificación del régimen sancionador, debiendo ser rebajados considerablemente el importe de las sanciones propuestas, y aplicar criterios diferenciales en función del tamaño y capacidad económica de las empresas.
Plan de ahorro y gestión energética en climatización
El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-Ley de medidas de sostenibilidad económica, que incluye un Plan de Choque de Ahorro y Gestión Energética en Climatización para reducir el consumo de energía en edificios administrativos, recintos públicos y comercios y facilitar el cumplimiento de los compromisos europeos derivados del conflicto en Ucrania, según ha explicado la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.
    La refrigeración de estos edificios no se podrá poner por debajo de los 27 grados centígrados ni la calefacción por encima de los 19. Las puertas de acceso a los locales tendrán cierres automáticos y las luces de los escaparates se apagarán a las 10 de la noche. Además, los inmuebles tendrán que hacer una revisión extraordinaria de sus calderas e instalaciones térmicas antes del 31 de diciembre de 2022, si la última la hicieron antes del 1 de enero de 2021.
    La norma también incluye medidas para sustituir los combustibles fósiles por renovables. Con este objetivo, se agilizarán las tramitaciones de las redes e infraestructuras eléctricas, se facilitará la inyección de gases renovables en la red de gaseoductos y se potenciará el almacenamiento y el autoconsumo. "No nos podemos permitir el lujo de perder un solo kilovatio-hora", ha afirmado Teresa Ribera.