El recién jubilado director del Arqua, en una entrevista en El País, alerta de que "como venga una dana el barco más antiguo del mundo conservado podría desaparecer"

Iván Negueruela (Valladolid, 70 años), hasta mediados de octubre director del Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena, ha alertado en una entrevista en El País que el 'Mazarrón 2', el barco más antiguo del mundo conservado, podría desaparecer como venga una dana [gota fría].
    Negueruela describe que el pecio está "en el fondo del mar, rodeado por las paredes de la caja, pero sin tapas. Es más, las dos últimas expediciones dicen que ni siquiera los travesaños sobre los que se asentaban permanecen".
    Sobre el 'Mazarrón 2' el arqueólogo recuerda que se protegió con un cajón de acero invertido. Y se quedó así desde 1995 a 2000. "Entre el barco y el techo de acero le metimos arena, que es la mejor protectora, la que lo ha conservado 2.700 años. En 2000 lo abrimos para excavarlo y sacar objetos que contenía. Yo dije que había que extraerlo entero, pero el ministerio solo me ofrecía 500.000 pesetas [3.000 euros]. Pues entonces lo dejamos, ya vendrán mejores tiempos".
    "En 2008 lo volvieron a abrir, pero no supieron cerrar el cajón. Dejaron las planchas que lo protegían sin los candados que impedían que en caso de tormenta se moviera. El Gobierno de la Región de Murcia, que era el responsable, no enviaba inspecciones trimestrales para comprobar que iba todo bien. Se han roto ya 80 sacos de arena. Desde el año 2013, el Gobierno nacional se empezó a alarmar al leer los informes: las planchas estaban fuera de su sitio. Se propuso entonces que el barco se sacara en junio de 2019. Se publicó en el boletín oficial de Murcia. Sin concurso. El proyecto proponía serrarlo en dos trozos y luego en cuatro. Y como cada uno medía dos metros, se iba a cortar la unión de las tracas en 30 o 40 fragmentos. Aún me duele el corazón. Escribí al ministro [José Guirao], que reaccionó inmediatamente y lo impidió. En 2019, se propuso cortar la nave más antigua del mundo en cuatro trozos. Aún me duele el corazón", lamenta Negueruela.
    En esta entrevista portada del diario nacional, el historiador también habla sobre el 'Mazarrón 1'. "Tuve la suerte infinita de que nada más llegar, los buceadores me dijeron que había barcos romanos en el mar Menor y que en Mazarrón habían encontrado 36 fragmentos de cerámica fenicia. Mi tesina versaba precisamente sobre cerámica fenicia y yo era un gran especialista. Parecían trozos del último tercio del siglo VII a. C. y, además, había una madera. Unos decían que era una quilla, otros que parte de un carro. Fui a verlo y estaba claro que era una quilla. Hicimos una pequeña excavación y así, el 4 de octubre de 1993, comenzó el proyecto Nave fenicia. Fuimos 17 científicos con todo el equipamiento y empezó la aventura. De esta forma se descubrió Mazarrón 1, un barco que ha dado la vuelta al mundo. Encontramos 9.700 fragmentos de cerámica, no se ha hecho nada parecido nunca. Nos dieron 20 millones de pesetas [120.000 euros] para pagar los salarios. En marzo de 1994, yo estaba en El Cairo y me llamó el cónsul para que me pusiera en contacto con el embajador. "¿Qué pasa?" "Vuelve corriendo a Cartagena", me dijo, "que han encontrado otro barco fenicio y está entero". Era el Mazarrón 2. Estaba completo, de proa a popa, y sellado por una especie de alfombra de algas muertas. Era ideal para los arqueólogos. Era como la tumba de Tutankamón que Howard Carter encontró sellada. Se enviaron trozos de madera de la nave y algas a Holanda, y los fecharon entre el 630 y el 600 antes de Cristo, el más antiguo del mundo".

Entrevista completa aquí: “El barco más antiguo del mundo podría desaparecer por errores en su protección”