La Comisión de Industria, Trabajo, Comercio y Turismo ha aprobado, con la abstención del PSOE, una moción del Grupo Parlamentario Popular en la que se solicita la rebaja del 21% al 10%.

La Comisión de Industria, Trabajo, Comercio y Turismo de la Asamblea ha aprobado, con la abstención del PSOE, una moción del Grupo Parlamentario Popular en la que se solicita al Gobierno de España que rebaje el IVA al sector de las peluquerías, barberías y centros de estética del 21% al 10%.
    Maruja Pelegrín, defensora de la iniciativa, ha lamentado que “con su abstención, el PSOE vuelve a dar la espalda a un sector en riesgo, que en la Región de Murcia podría sufrir la pérdida de 6.000 empleos y el cierre de más de 500 negocios”.
    La diputada ‘popular’, después de resaltar que “las peluquerías, las barberías y los centros de estética son actividades esenciales para la sociedad”, ha apuntado que “tras casi dos meses de confinamiento de la población adquirieron una gran importancia, no solo por razones estéticas, sino también sociosanitarias por el servicio que prestan a aquellos que tienen algún tipo de problema o discapacidad y que no pueden valerse por sí mismos para obtener los servicios que sí pueden facilitarles estos profesionales”.
    Pelegrín ha añadido en ese sentido que “por sus características, entre las que se encuentran la cercanía y el continuo contacto entre personas, la apertura de los establecimientos del sector exigió de la especial preparación de los locales, ante la necesidad de guardar la distancia de seguridad, de priorizar la seguridad del trabajador y el cliente, y la implantación de un protocolo de desinfección de todos los utensilios de trabajo”.
    “Estas medidas aumentaron los gastos de estos negocios en un momento en el que, debido al parón de la economía, disminuyeron los ingresos”, ha señalado la parlamentaria autonómica, “a lo que ahora se le debe sumar el impacto tan perjudicial de la brutal subida del recibo de la luz, lo que a la larga irá en perjuicio del mercado laboral aumentando el paro a corto y medio plazo, pues muchos de estos comercios no podrán ser rentables”, ha añadido.
    “Son, por tanto, necesarios un conjunto de medidas que ayuden a este sector a revitalizarse tras esta dura experiencia, cuyos efectos se van a extender durante mucho tiempo, una de las cuales sin duda ha de ser la bajada del IVA para las peluquerías, barberías y centros de estética”, ha afirmado Pelegrín.
    La diputada regional ha recordado que “el Partido Popular ha pedido adoptar esta medida en reiteradas ocasiones mediante mociones en el senado, que han sido aprobadas sin el apoyo del PSOE y que, de manera injustificada y sectaria, anuló la entonces presidenta socialista del Senado, Pilar Llop”, y ha apuntado a continuación que “igualmente, el Partido Popular ha presentado de nuevo esta propuesta a través de una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado”.
    “Hemos plasmado en nuestra iniciativa en la Asamblea nuestro compromiso adquirido con el sector”, ha destacado Pelegrín, una actividad que, ha añadido, “se enfrenta a un sombrío futuro y ha llegado a cerrar 17.000 establecimientos”, por lo que, ha concluido, “rebajar el IVA del 21% al 10% sería de gran ayuda para una actividad que genera más de 200.000 empleos en España”.