Fue el pasado domingo con el Monumento Natural de las Erosiones como telón de fondo.

No era la primera vez que el afamado Curro Piñana actuaba junto a los músicos de la Banda Maestro Eugenio Calderón que dirige Alejandro Castañeda, ya que anteriormente lo había hecho en conciertos de saetas y marchas procesionales de Semana Santa. Pero en esta ocasión, la novedad para el cantautor era hacerlo en el idílico entorno de las Erosiones de Bolnuevo.
    “Es una cosa espectacular; vengo a ofrecer un concierto innovador, basado en la historia del bolero, donde también podremos escuchar algunos cantes flamencos tradicionales como Alegrías de Cádiz, Guajira o Fandangos naturales”, confesó Piñana momentos antes de comenzar la actuación.
    Nuevamente, la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Mazarrón planteó todo un dispositivo para que el concierto pudiera celebrarse siguiendo todas las recomendaciones sanitarias frente a la COVID-19. Así, el medio millar de asistentes disfrutaron de un evento único y especial, donde la combinación de la música y el paisaje volvieron a ser ejemplo en un verano en el que la Bahía de Mazarrón se ha inundado de auténtica Cultura. Y en esta apuesta, el consistorio seguirá adelante mientras las autoridades superiores, en base a las circunstancias de la pandemia en el municipio, así lo permitan.
    Una determinación que el teniente de alcalde, Ginés Campillo, viene defendiendo ya que “el municipio no puede pararse siempre que la prudencia y las garantías vayan por delante, porque la vida sigue y debemos evitar también la tragedia social y económica a la que nos abocaría una nueva paralización de la actividad”.