Si la aerolínea ha cancelado el vuelo y no cumple con sus obligaciones y el consumidor considera que no se han respetado sus derechos, este debe reclamar a la compañía y, en caso de no recibir respuesta o no ser satisfactoria, puede presentar una reclamación ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) sin coste alguno.

Leer más...