También es importante comprobar si el establecimiento admite devoluciones, así como el tiempo límite, y si permite el arreglo de prendas. Consejos para garantizar los derechos de los consumidores durante el periodo de rebajas.

La Dirección General de Consumo y Artesanía ha lanzado una serie de consejos ante el periodo de las rebajas del mes de enero para garantizar los derechos de los consumidores. Así, recomienda comprobar que en la etiqueta del producto aparezca tanto el precio rebajado como el anterior, o bien el porcentaje de rebaja, y solicitar siempre el ticket o factura como garantía de una posible devolución o queja.
    Además, el artículo rebajado debe serlo solo en el precio, no en la calidad; deben ser artículos de temporada, en perfectas condiciones, no ser defectuosos ni fabricados expresamente para estas ventas y el consumidor debe rechazar los artículos que no reúnan las debidas condiciones sanitarias y de seguridad.
    Es importante también comprobar si el establecimiento admite devoluciones, así como el tiempo límite, y si permite el arreglo de prendas.
    Los establecimientos que aceptan el pago con tarjetas de crédito de forma habitual están obligados a hacerlo también en época de rebajas, sin recargo alguno sobre el precio.
    La disponibilidad y existencias de los productos objeto de rebajas habrá de ser suficiente. Si las rebajas quedan limitadas al agotamiento de los artículos, el comerciante habrá de informar. Además, el etiquetado debe ser correcto y legible en castellano, e incluir instrucciones de lavado y planchado.
    La directora general de Consumo y Artesanía, Sonia Moreno, recomendó “realizar las compras en establecimientos adheridos a la Junta Arbitral de Consumo, ya que ofrecen mayores garantías porque, en caso de controversia, la resolución del conflicto a través de la Junta Arbitral supone un procedimiento rápido, eficaz, gratuito y ejecutivo”. Asimismo, Moreno recordó que “si el consumidor no está conforme con el servicio prestado, los establecimientos están obligados a proporcionar las hojas de reclamaciones e informar de la forma para reclamar”.
    Consumo advierte también de los créditos rápidos, que pueden llegar a ser el doble o triple de caros que los tradicionales.
Ampliación del plazo de garantía legal
Desde Consumo recuerdan que los plazos de garantía legal cambiaron el pasado 1 de enero, ampliándose de dos a tres años en los bienes nuevos. La presunción de la existencia de un defecto originario a favor del consumidor se amplía de seis meses a dos años.
    En relación con los productos de segunda mano, el comprador y el vendedor pueden acordar un periodo de garantía menor de tres años en lugar de los dos actuales, pero en ningún caso podrá ser inferior a un año.
    En caso de necesitar piezas de repuesto para la reparación de un producto, los fabricantes están obligados a disponer de ellas durante diez años desde que deje de fabricarse ese modelo, frente a los cinco actuales.
    Para más información se puede contactar con Consumo en la calle Francisco Rabal, 8 (Murcia), en el teléfono 968 35 71 90, correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla., las páginas web www.murciaconsumo.es y https://consumo.carm.es , la Oficina municipal de información al consumidor más próxima o cualquier organización de consumidores y usuarios.