0
0
0
s2sdefault

Estas ayudas estaban dotadas con 2,5 millones de euros. Los beneficiarios recibirán una cuantía que mayoritariamente oscila entre los 300 y 600 euros.

La consejería de Empleo, Investigación y Universidades, a través del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF), abona antes de final de año las ayudas complementarias a los trabajadores afectados por ERTE, para compensar las prestaciones más bajas que no llegan al salario mínimo interprofesional (SMI) de 950 euros. En total, se han concedido ayudas a 4.564 personas.
    Estas ayudas estaban dotadas con 2,5 millones de euros. Los beneficiarios recibirán una cuantía que mayoritariamente oscila entre los 300 y 600 euros. La Consejería ha resuelto en menos de tres meses una convocatoria a la que se han presentado más de 6.000 solicitudes.
    El consejero de Empleo, Investigación y Universidades, Miguel Motas, explicó que “el objetivo es compensar a aquellos trabajadores con rentas reducidas, cuya situación se ha agravado con la inclusión en un ERTE. Queremos ayudar a las personas que más lo necesitan y que reciban esta ayuda antes de que finalice el año”.
    Para cumplir con dicho objetivo, el SEF ha llevado a cabo una intensa labor de gestión que ha permitido ordenar correlativamente las solicitudes de mayor a menor necesidad, a fin de que el pago llegase en primer lugar a aquellas personas cuyo salario se encontraba más alejado del SMI, es decir, las que más lo necesitan. El plazo para solicitar esta ayuda comenzó el 26 de octubre y finalizó el pasado 13 de noviembre.