0
0
0
s2sdefault

Cuenta con un presupuesto de 527 millones, y se desglosa en 321 actuaciones, entre ellas la ampliación de la depuradora de Mazarrón.

El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al ‘II Plan de Saneamiento y Depuración de la Región de Murcia – Horizonte 2035’, que tiene como objetivo contribuir a la mejora del estado de las masas de agua, aumentar la disponibilidad de agua tratada para otros usos, mejorar los sistemas de financiación de infraestructuras, impulsar el I+D+i en esta materia, y aumentar la eficiencia energética y el uso de energías renovables.
    Cuenta con un presupuesto de 527 millones, y se desglosa en 321 actuaciones, de las que 196 corresponden a mejora o nuevas infraestructuras de conducción de aguas residuales, 55 para la gestión de aguas de tormenta, o 46 actuaciones en materia de depuración de aguas residuales. Destaca también la inversión de 35 millones para la gestión de lodos o de 7 millones de euros para la reducción de nutrientes en zonas sensibles.
    Entre las actuaciones destaca la ampliación de depuradoras existentes, como las de Totana, Mazarrón o Águilas, la ejecución de pequeñas depuradoras para aglomeraciones urbanas como Los Valientes (Molina de Segura) o Cañadas de San Pedro (Murcia), el tratamiento terciario de la EDAR Mar Menor Sur (Cartagena), nuevos tanques ambientales como los de Playa Honda (Cartagena), y las actuaciones relativas a gestión y aprovechamiento de lodos, con la creación de tres plantas de compostaje de lodos.
    El Plan fija objetivos a largo plazo para anticipar la acción del Gobierno regional a las necesidades futuras de la Comunidad en materia de depuración y saneamiento. Todo ello para mantener a la Región de Murcia como referente europeo en materia de tratamiento del agua residual, y ante el reto de mejorar cada vez más la calidad de las aguas depuradas, así como prever con suficiente antelación las necesidades futuras de los municipios de la Región, y realizar mejoras en los sistemas de colectores y en la gestión de los lodos.
    Los trabajos para la elaboración del Plan comenzaron en mayo de 2016, cuando la Dirección General del Agua de la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente solicitó el inicio de evaluación ambiental estratégica ordinaria del II Plan de Saneamiento y Depuración de la Región de Murcia, que fue concedida el pasado 20 de febrero de 2020. Durante este tiempo se ha sometido también a dos exposiciones públicas y tres consultas municipales.