0
0
0
s2sdefault

El Ayuntamiento de Mazarrón se ha visto obligado a intervenir para reducir su creciente población adulta mediante la ejecución de tratamientos adulticidas en las áreas más afectadas.

Debido a la finalización de la época estival, la mayoría de las segundas residencias, o residencias vacacionales, del área urbana de Puerto de Mazarrón comprendidas entre el Alamillo y Bolnuevo se encuentran cerradas. En muchas de esas zonas privadas, se comienzan a producir problemas con la proliferación de mosquitos ante la ausencia de sus residentes. 
    Además, se da la circunstancia de que las últimas lluvias han aportado una cantidad considerable de agua parte, la cual se encuentra retenida en los espacios privados de las viviendas, sin que exista nadie que aplique las medidas preventivas recomendadas para la lucha contra los mosquitos, y en especial contra el mosquito tigre.
    Esto se traduce en el incremento de quejas por este insecto resultado de la generación de poblaciones adultas de mosquito tigre a partir de focos ubicados en zonas inaccesibles por imposibilidad de actuar sobre ellas, lo que obliga al Ayuntamiento de Mazarrón a intervenir para reducir su creciente población adulta mediante la ejecución de tratamientos adulticidas en las áreas más afectadas, tal y como se está haciendo estos días.

    La concejalía de Sanidad, además de la ejecución de estos tratamientos, lleva a cabo campañas periódicas para combatir a estos molestos insectos, especialmente el mosquito tigre que puede reproducirse en una muy pequeña cantidad de agua. Por ello, los ciudadanos deben colaborar:
1.Evitando recipientes que puedan acumular agua estancada (cubos, bidones, ceniceros, tapones, platos de macetas, fuentes, ...) para que no existan lugares de cría e impedir su reproducción.
2.Vigilando el riego por goteo, que puede dejar pequeños puntos de agua en macetas y platos. Es necesario retirar el agua sobrante del riego de las plantas.
3.Manteniendo los niveles de cloro adecuados en las piscinas, balsas y estanques durante todo el año para que no críen allí
4.Protegiendo los pozos y aljibes con mallas mosquiteras para que no pongan sus huevos
5.Renovando cada 2 o 3 días el agua de los bebederos de nuestros animales.
6.Echando agua en los sumideros, al menos una vez a la semana, para evitar su estancamiento