0
0
0
s2sdefault

A los dos arrestados se les atribuye la presunta autoría de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal. Presuntamente suministraban cualquier tipo de droga a otros distribuidores y consumidores habituales de Puerto de Mazarrón y localidades limítrofes.

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación ‘Zegarra’, ha desarrollado una investigación para perseguir el tráfico de drogas en Mazarrón, que se ha saldado con la desarticulación de un grupo delictivo que regentaba un activo punto de venta de sustancias estupefacientes.
Tras la operación, la Benemérita ha detenido a dos personas como presuntas autoras de delito contra la salud pública (tráfico de drogas) y delito de pertenencia a grupo criminal. En el registro efectuado se han incautado más de 2.500 dosis de cocaína y heroína, cerca de medio kilo de marihuana dispuesta en cogollos, 300 gramos de hachís y sustancia de corte. También se ha incautado gran cantidad de efectivo, más de la mitad en monedas, un revólver, una carabina, dos ballestas y otros efectos relacionados con el tráfico de drogas.
Efectivos de Policía Judicial de la Benemérita iniciaron la operación el pasado mes de febrero para investigar la existencia de un posible punto de venta de drogas en una vivienda social de Puerto de Mazarrón, una supuesta actividad delictiva que al parecer había generado cierta alarma social en la localidad.

Los primeros pasos de la investigación permitieron a los guardias civiles comprobar que los usuarios de la vivienda recibían un elevado número de visitas para lo que se presumía que eran transacciones de droga al menudeo.
Fruto de las pesquisas practicadas se constató que se trataba de un punto de venta de todo tipo de sustancias estupefacientes muy activo, principalmente suministraban cocaína y heroína, aunque también vendían marihuana y hachís.
Durante el dispositivo de vigilancia establecido, la Guardia Civil ha verificado que se realizaban un elevado número de ventas a cualquier hora del día sin importar tampoco el día de la semana. Para ello los ahora arrestados se turnaban para compaginar las transacciones de droga con la vigilancia del inmueble.
El inmueble, una vivienda social, se utilizaba exclusivamente para albergar en su interior la sustancia estupefaciente y todo el material necesario para su manipulación y la elaboración de las dosis en diferentes pesajes, tales como gramos, medios gramos y micras, así como las sustancias de corte.
En ese mismo lugar se almacenaba parte del dinero obtenido de la venta, una gran parte en moneda fraccionaria, al parecer, entregada por drogodependientes que practicaban la mendicidad.
Igualmente se pudo constatar el alto grado de medidas de seguridad que los sospechosos adoptaban para evitar su detención, así como robos de otras organizaciones criminales.
Una vez obtenidos todos los indicios necesarios y previa autorización judicial, el pasado miércoles, 14 de agosto, la Guardia Civil desarrolló la fase de explotación de la operación. En la entrada y el registro efectuado en el inmueble objeto de la investigación los agentes detuvieron a dos integrantes del grupo delictivo y se incautaron de distintos tipo de drogas
y efectos relacionados con la actividad ilícita esclarecida. Uno de los sospechosos fue detenido mientras realizaba labores de vigilancia y venta directa a consumidores en la puerta de la vivienda, incautándole una bolsa con numerosas dosis de diferentes sustancias dispuestas para su inminente distribución.
Además se incautaron numerosos objetos, como herramientas, bicicletas, relojes y joyas de dudosa procedencia que están siendo analizadas, no descartándose que procedan de robos en la zona como consecuencia de su entrega a cambio de pequeñas dosis.
De la investigación se desprende que los ahora arrestados realizaban presuntamente gran cantidad de ventas de distintos tipos de droga a otros distribuidores y consumidores habituales tanto de Puerto de Mazarrón como del resto de localidades de la comarca del Guadalentín.
La operación aún continúa abierta para el esclarecimiento total de los hechos, no descartando la práctica de más actuaciones y detenciones.
Los arrestados –españoles de 31 y 58 años, vecinos de Mazarrón y con antecedentes–, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Totana (Murcia), que ha ejercido la dirección judicial de la operación