0
0
0
s2sdefault

Este jueves, 6 de junio, ha empezado a funcionar la estación de Inspección Técnica de Vehículos ubicada en la salida de Mazarrón, dirección Murcia, Km. 2.

ITV La Hita Mazarrón ha abierto sus puertas este jueves para cubrir la carencia de una instalación de este tipo en nuestro municipio, cuyos conductores han tenido hasta ahora que desplazarse a más de 50 km para poder realizar las inspecciones obligatorias de sus vehículos.
    La nueva estación atiende con y sin cita previa de lunes a viernes, de 8 a 14 horas y de 16 a 20 horas, y sábados de 8 a 14 horas (Teléfono: 968 006 083). Cuenta con un equipamiento tecnológico avanzado que posibilita el automatismo en los procesos de inspección, minimizando la intervención humana y reduciendo los márgenes de error, a través de un procedimiento simple y directo dotado de maquinaria de última generación con un diseño novedoso y unas tecnologías de fabricación avanzadas confieren a estos dispositivos grandes prestaciones que incorporan a las líneas de inspección la última tecnología en aparatos de control y verificación de vehículos en todas sus categorías, incluyendo vehículos híbridos y eléctricos, tales como, regloscopio digital, simulador de velocidad digital o detector de holguras con visualización en pantalla para el usuario.
    Un proceso de inspección en el que un sistema informático se ocupa de controlar todo el sistema de medición y el funcionamiento de los dispositivos y sistemas de seguridad que detectan la presencia del vehículo durante todo el desarrollo de la inspección del vehículo.
    La estación se ubica sobre un solar de 7.180 m2 y cuenta con una superficie construida de 870 m2, de los que 550 m2 corresponden a las instalaciones de inspección propiamente dichas y 320 m2 a la zona de oficinas y servicios.
    Dispone de 4 líneas de inspección de las que dos son para vehículos, una para camiones y furgonetas y otra para motocicletas. Además dispone de una unidad móvil para vehículos agrícolas. Esta disposición permitirá efectuar entre 125 y 150 verificaciones al día, lo que ofrece una cifra de unas 40.000 inspecciones al año. El área estará dotada con zonas de espera, aparcamientos y una zona verde de 1000 m2.
    El proyecto supone una inversión de más de más de un millón y medio de euros y ha permitido la creación de unos treinta puestos de trabajo directos.