0
0
0
s2sdefault

Fomento y Seopan analizan los estudios de viabilidad económicos-financieros de la fórmula que permitirá financiar la infraestructura.

La Comunidad ultima la viabilidad técnica y económica del mecanismo de financiación público-privada para la construcción y explotación de nuevas infraestructuras en la Región de Murcia, entre las que destacan el desdoblamiento de la carretera RM-332, que une Mazarrón y Puerto.
    El consejero de Fomento e Infraestructuras, Patricio Valverde, se reunió hoy con el presidente de la patronal nacional de las constructoras y concesionarias, Seopan, Julián Núñez, para analizar el estudio de viabilidad económico-financiero de la fórmula de colaboración que empleará la Comunidad para la construcción de esta infraestructura y que no computa como déficit.
    El objetivo del encuentro fue revisar y contrastar los criterios teniendo en cuenta algunos aspectos incluidos en este tipo de contratos de ejecución y explotación de la infraestructura: el plazo de obra y concesión, el periodo de conservación y mantenimiento de los elementos construidos y la rentabilidad económica financiera, entre otras.
    Todo ello se tendrá en cuenta para cerrar la fórmula de colaboración público-privada, que incluirá “unos criterios consolidados y atractivos que hagan viable la construcción de las dos carreteras”, y que se remitirán en breve al Gobierno de España para su aprobación por la Oficina Nacional de Evaluación, dependiente del Ministerio de Hacienda. Asimismo, el Ejecutivo regional está terminando los pliegos para, a continuación, sacarlos a licitación e iniciar la construcción de las dos infraestructuras.
    Valverde señaló que “los criterios que se apliquen en la fórmula de colaboración público-privada tienen que ser realistas y han de tener en cuenta la situación real que se produzca en el momento de la explotación de la infraestructura”.
Actuaciones prioritarias
Valverde subrayó que, junto con la construcción de la autovía Venta Cavila-Venta Olivo, “es una actuación prioritaria para el Gobierno regional porque es una infraestructura que aumenta la cohesión y la vertebración de la Región, mejorará el día a día de miles de conductores y tiene un elevado impacto social en empleo, riqueza y crecimiento de la economía”. Destacó que “es el tramo de la red regional no desdoblada con mayor intensidad de tráfico, 15.000 vehículos al día”.
    Además de los kilómetros de estas vías, se garantizaría la conservación de unos 600 kilómetros de carreteras del entorno de Mazarrón, Caravaca de la Cruz, Moratalla, Calasparra y Cehegín.