0
0
0
s2sdefault

Defiende que sería adecuado realizar una valoración arquitectónica y patrimonial, y remarca la cercanía a la zona de la Factoría Romana de Salazones declarada BIC.

El Servicio de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura concluye en una resolución que resulta improcedente la demolición total del antiguo cuartel de carabineros, un cuerpo que en su día vigiló la frontera marítima y albergó posteriormente la comandancia de la Guardia Civil. Las dependencias datan de 1912, estuvieron en funcionamiento hasta 2005 y están situadas frente al puerto pesquero y al paseo marítimo.

Más información en La Verdad