0
0
0
s2sdefault

El órgano fiscalizador también reprocha la recepción de las obras de la coalición que lideraban el entonces líder socialista Francisco García y el independiente Ginés Campillo.

Las conclusiones que la comisión de la Asamblea Regional redactó para depurar responsabilidades por el estado de la urbanización Camposol han llevado a la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas a acordar la práctica de diligencias sobre algunas cuestiones.
    La mercantil Justo y Manoli fue condenada por el Tribunal Superior de Justicia a pagar 3,6 millones de euros por construir 724 viviendas sin licencia municipal de obras. A pesar de ese fallo, la Administración gobernada por Francisco Blaya, supuestamente nada hizo para ingresar la citada cantidad en las arcas municipales. Y añade la no ejecución de los avales para responder de las obras de urbanización que supera los 2.714.000 euros.
    La resolución también reprocha que la corporación que lideraban el socialista Francisco García y el independiente Ginés Campillo realizó la recepción de las obras de urbanización en contra del criterio del secretario general del Ayuntamiento.
Más información en La Verdad