0
0
0
s2sdefault

El rastro de Florian Doru Ionescu, afincado en Puerto de Mazarrón, se perdió el miércoles, 19 de septiembre. Es de nacionalidad rumana y sufre un trastorno de salud mental.

Desde el pasado miércoles 19 de septiembre no se tienen noticias de Florian Doru Ionescu, un hombre de 36 años residente en Puerto de Mazarrón que despareció al poco de llegar a Antas, donde iba a trabajar recogiendo mandarinas en una finca. Ahora, su hermana Mariana, que denunció al día siguiente su desaparición a la Guardia Civil de Mazarrón, le busca por el Levante almeriense y también por la región de Murcia.
    En el momento en el que se pierde su rastro, Florian Doru Ionescu llevaba camisa roja a rayas, bermudas de color negro y zapatos bajos de color gris con calcetines negros.
    De nacionalidad rumana, el desparecido sufre un trastorno de salud mental ("depresión", según su hermana, con la que vive desde hace varios años en Puerto de Mazarrón) del que se habría tratado en su país de origen aunque no en España.
    Tal y como reflejó en la denuncia, y como explicó a La Voz de Almería, el médico habría recomendado al hombre "relacionarse" con gente para tratar su problema, por lo que pidió ayuda a un amigo que trabaja en el campo. Este lo incorporó a una cuadrilla que se desplazó hasta Antas para trabajar en una finca recogiendo mandarinas.
    "Tras una hora de trabajo, Florian se marchó corriendo del tajo, saliendo y escondiéndose, y desde entonces nadie lo ha visto", expresa Mariana, que también ha difundido carteles con la imagen de su hermano.
    Según la denuncia, no es la primera vez que el hombre se ausenta de su domicilio aunque nunca por más de dos días.
    En el momento en que su rastro se pierde hace ahora una semana, Florian Doru Ionescu portaba dinero pero no documentación, "al tenerla en casa", ni tampoco llevaba teléfono.

Fuente: La Voz de Almería