0
0
0
s2sdefault

Al arrestado, con un abultado historial delictivo, se le atribuye la presunta autoría de delito de robo mediante escalo. Se han recuperado varios efectos sustraídos. La Guardia Civil ha identificado a los moradores de cuatro viviendas, supuestamente ocupadas de forma irregular, lo que ha permitido su desalojo voluntario.

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado una investigación que ha culminado con la detención de una persona que ocupa irregularmente una vivienda de la urbanización Mojón Hill, sita en Isla Plana-Cartagena, como presunta autora de delito de robo con fuerza en otro inmueble de la urbanización.
La investigación se ha desarrollado después de que la Guardia Civil tuviera conocimiento de la comisión de un robo con fuerza en una vivienda de la urbanización Mojón Hill, sita en Isla Plana-Cartagena, donde, además existía cierta alarma social debido a la supuesta ocupación irregular de alguno de los inmuebles.
La Benemérita estableció una serie de vigilancias que permitieron identificar a una persona, con un abultado historial delictivo, sobre el que existían sospechas fundadas de su participación en el robo.
Éste, además, residía en uno de los inmuebles de la urbanización de propiedad bancaria que, al parecer, había ocupado de forma irregular.
Las pesquisas practicadas permitieron averiguar que el sospechoso había vendido alguno de los efectos robados en un establecimiento de compra-venta de objetos de segunda mano.
En el día de ayer, 13 de agosto, una vez obtenidos los indicios necesarios, la Guardia Civil ha detenido a un varón, español y de 32 años como presunto autor de delito de robo mediante escalo.
Las gestiones practicadas por la Guardia Civil para el esclarecimiento de este robo han permitido que cuatro viviendas hayan sido desalojadas de forma voluntaria por las personas que, supuestamente, las estaban ocupando de forma irregular.
El detenido y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Cartagena.

Okupas 'violentos' en el residencial Mojón Hills de Isla Plana