0
0
0
s2sdefault

La sección ‘el viajero’ del diario nacional describe a las gredas como uno de los enclaves de turismo geológico “donde hace cinco millones de años rompían las olas”.

El escultor natural.
Erosiones de Bolnuevo.
Cuenca posee su Ciudad Encantada; Mazarrón, sus erosiones de Bolnuevo, al borde de la carretera costera. Las gredas de materiales blandos y conchas fosilizadas, pintados en tonalidades cetrinas, se transmutan en arte, y las aguas y el viento, en escultores. Estas setas picudas brotan en un paraje donde hace cinco millones de años rompían las olas, como pretenden recordarnos las gaviotas graznando en sus crestas arborescentes. Su poder de sugestión se acrecienta con iluminación nocturna; a sus pies se celebra en verano un recital de piano a la luz de 200 velas. El resto del día se puede pasar en las calas nudistas, prohibidas a los vehículos de motor.

Listado completo

PopUp Aholic