0
0
0
s2sdefault

Sábado y domingo, unos 200 agentes de Tráfico de la Guardia Civil controlarán adelantamientos antirreglamentarios, caducidad de la ITV, no uso del casco, excesos de velocidad, consumo de alcohol y drogas, placas de matrícula y conducción temeraria o negligente.

Adelantamientos antirreglamentarios, caducidad de la ITV, no uso del casco, excesos de velocidad, consumo de alcohol y drogas, placas de matrícula y conducción temeraria o negligente constituyen algunos de los principales factores de riesgo entre los conductores de motocicletas, y, por tanto, los aspectos fundamentales en los que se centrará una campaña especial de vigilancia de este tipo de vehículos que se desarrollará durante este fin de semana, 5 y 6 de mayo, y que esta mañana ha presentado el delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, en las cuestas del Cedacero, en Cartagena.
“Las motocicletas, con 107.000 unidades registradas, representan el 11% del total del parque de vehículos de la Región, y su incidencia en la siniestralidad es considerable, pues entre el 1 de enero y el 22 de abril de este año han fallecido en nuestras carreteras un total de 8 motoristas, lo que representa un 38% del total. Teniendo en cuenta que el año pasado, en el mismo periodo de 2017, tan solo falleció un usuario, una campaña de estas características resulta muy necesaria”, indicó el delegado, que añadió que de esos 8 fallecidos, 5 de ellos sufrieron el accidente en vías interurbanas (62,5%) y 3 en vías urbanas (37,5%).
Bernabé recordó que el Gran Premio de Motociclismo, que se celebra en Jerez, generará, igualmente, una circulación muy importante de motocicletas por nuestras carreteras durante todo el fin de semana.
A lo largo de estos dos días, unos 200 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlarán alrededor de 1.500 motocicletas, un vehículo cuyo número se ha incrementado un 64% entre 2005 y 2017.
En el año 2017, los usuarios de motocicletas estuvieron involucrados en el 19,78% del total de accidentes con víctimas en vías interurbanas, es decir, en 55 accidentes participó al menos un motorista de un total de 278. Fallecieron 4 personas en vías interurbanas de un total de 9 (44,44%).
El Plan Estratégico de Seguridad Vial 2011-2020 establece como uno de sus objetivos “Mejorar la Seguridad de los motoristas”, consiguiendo comportamientos más seguros de los conductores, incrementando la seguridad de las carreteras y mejorando el conocimiento sobre la accidentalidad de los motoristas y su movilidad, todo ello con un reto a conseguir: “Reducir en un 20% los fallecidos y heridos graves usuarios de motocicletas”.
El delegado del Gobierno, que ha estado acompañado de la jefa provincial de Tráfico, Virginia Jerez, ha recordado que la motocicleta es un vehículo especialmente vulnerable, pues el riesgo de morir en accidente de tráfico es 17 veces mayor en moto que en coche, y que el 95% de las víctimas mortales en accidentes de tráfico en los que está implicada una moto son los propios motoristas.
La Jefa Provincial de Tráfico ha añadido que los accidentes en moto, que suponían el 10% del total de accidentes con víctimas en el año 2003, han pasado a representar el 19,78% en el 2017, que en ciudad se producen 2 de cada 3 accidentes en moto y que en carretera se producen 3 de cada 4 fallecidos.